El estilo de vida más ajetreado y cambiante de nuestra sociedad actual ha puesto de relevancia más que nunca la importancia del concepto flexibilidad. En términos arquitectónicos, esta realidad se traduce en un rechazo cada vez mayor por los espacios rígidos e inamovibles, pues ya no se adaptan a las necesidades de hoy en día. Surge en este contexto un nuevo concepto de vivienda: la vivienda modular.

¿Qué es una vivienda modular?

Una vivienda modular es aquella que se construye en una nave especializada por partes (módulos). Estos módulos posteriormente son transportados en camiones al terreno donde se va a ubicar y son ensamblados entre sí para dar lugar a la vivienda definitiva.

Las viviendas modulares son una tendencia muy extendida desde hace varias décadas en países como Estados Unidos o Canadá y, aunque en España todavía se experimenta una cierta resistencia a ellas, durante los últimos años la demanda se ha incrementado de forma muy notoria.

¿Cómo se construyen las viviendas modulares?

Lejos quedaron los tiempos en los que la vivienda modular era sinónimo de una construcción de baja calidad. Con el paso de los años, este sector ha evolucionado mucho; tanto, que lo único que diferencia a un hogar modular de otro convencional es su método de construcción.

En la actualidad, una vivienda modular puede contar con la misma estructura y diseño que una casa convencional: hormigón armado, metálica, piedra… o bien realizarse con materiales más sostenibles como la madera o “containers” de acero recuperados.

Además, en lo relativo a la normativa y legislación, una vivienda modular ha de contar con los mismos permisos que los de una obra convencional y debe cumplir con el Código Técnico de la Edificación.

Cuáles son las ventajas de una vivienda modular

  • Construcción más rápida, limpia y segura. Al levantarse en el interior de una fábrica, el tiempo de elaboración es menor, se evitan los problemas derivados de las inclemencias medioambientales, se reducen los residuos típicos de las obras convencionales y se garantiza un mayor control de todos los procesos.
  • Mayor eficiencia. La construcción industrializada y los elementos prefabricados inherentes a este tipo de viviendas les permiten ser mucho más ecológicas, con un bajo consumo energético. Además, las viviendas modulares incluyen las últimas innovaciones y certificados de eficiencia energética.
  • Adaptabilidad y flexibilidad. Estas dos características les permiten adaptarse al usuario a lo largo de las distintas etapas de su vida, ya que se pueden ampliar e incluso desmontar y volver a montar en otro lugar que cuente con la estructura adecuada.
  • Precio más bajo. Su construcción posibilita la optimización de los costes de la estructura. De media se estima que su coste es entre un 22% y un 34% más barato que el de una casa de obra convencional, aunque todo dependerá de las características y materiales elegidos.
  • Diseños personalizados. Su fabricación es “a la carta”; cada cliente escoge el tamaño, el número de habitaciones, la distribución, los acabados, las formas y los materiales a su gusto.
  • Aplicación más sencilla de soluciones arquitectónicas y tecnologías domóticas. Al construirse en una nave, la instalación de nuevas tecnologías y otras innovaciones en materia constructiva es mucho más fácil. Esto permite tener un hogar mucho más moderno e innovador que nos haga la vida más fácil.

En Construcciones RM contamos con soluciones de vivienda a medida para cada tipo de persona, por lo que si estás pensando en construir una nueva residencia (ya sea vivienda modular o una casa unifamiliar convencional) no dudes en contactar con nosotros. Estaremos encantados de aportarte toda la información que necesitas para conseguir tu hogar ideal.